Aplicación y técnica

Nuestros acabados especiales de interior han sido realizados combinando grava de color natural con cemento blanco de gran calidad, para crear una superficie no deslizante.

Nuestro acabado de grava es aplicado por maestros internacionales de la grava, que tienen varios años de experiencia aplicando productos de grava en todo el mundo, con herramientas y equipo especializados para crear el acabado perfecto.

Esta es una breve explicación del proceso de aplicación:
Día de preparación: El proceso comienza aplicando una capa adherente a la estructura de cemento, que ya había sido prepara y limpiada, para crear una estructura uniforme a la que se adhiera nuestro acabado Pebble-Pro.

Día de aplicación de la grava: tras configurar el sitio de trabajo con el equipamiento requerido, la superficie de la piscina se limpia y prepara mientras se va mezclando la primera remesa de material. Cuando esta se haya mezclado completamente, será suministrada a los aplicadores, que aplicarán el material directamente en la superficie de cemento. Después la grava se trabaja consistentemente y constantemente hasta que tenga una textura suave. Cuando el material tiene la dureza adecuada, la superficie se limpia a chorro para quitar la parte cremosa del cemento.

Día de lavado de ácido y limpieza: Mediante una mezcla de ácido y agua la superficie se limpia para quitar cualquier exceso cremoso, entonces se vuelve a limpiar a chorro para quitar los restos de ácido. Es posible comenzar a rellenar la piscina inmediatamente con agua limpia e iniciar el sistema de filtrado en cuanto la piscina se haya llenado.

Mira nuestros procedimientos de puesta en marcha para saber más.